La meta

 

Cuando digo LA META, no me refiero a ninguna competición, en la que tengamos que llegar a ningún sitio, sino a la importancia de un planteamiento existencial que, desde mi punto de vista, seria muy interesante para cada uno de nosotros, esto es: donde estoy, como y a donde, quiero, debo o me conviene dirigirme. Reconozco que esto puede sonar un poco raro. Hace ya algún tiempo en una de mis, auto comidas de tarro, me estaba cuestionando, eso que tan fácilmente se les suele preguntar a los niños ” ¿y tú, de mayor que quieres ser ?.

Automáticamente en mi cabeza sonaron palabras como; famoso, importante, rico, poderoso…Pero al rato (como soy un poco bruto), me pregunté, a de ser algo que nunca me de problemas y que cuanto mas mejor. Al comparar las respuestas anteriores con esta piedra de toque, enseguida me di cuenta de que este no era el camino que debía seguir.

Un buen día, de esos de apuntar, apareció en mi cabeza, un concepto, una palabra que encajaba perfectamente con mi particular piedra angular. Este concepto de estatus, si se quiere, era y es aunque parezca una tontería, “LA FELICIDAD”. En aquel momento surgió en mi un gran vacío y una gran frustración y por otro lado una búsqueda existencial. Desde ese momento, yo quería ser feliz, y lo mas curioso es que esta META, me permite ser otras muchas cosas, por ejemplo, rico o pobre, famoso o un cualquiera, sencillo o complicado. Lo que si que tengo claro es que si todo aquello que; hago, digo, pienso o tengo, encaja en mi piedra angular, o sea, me permite ser feliz, tengo la certeza de acabar mis días en esta vida, con la seguridad de haber conseguido mi meta. 

Con el paso del tiempo y al no cesar la búsqueda, han surgido en mi vida conceptos tan o mas importantes como pudieran ser: EL AMOR (no estoy ablando del querer, emocional ), LA CONSCIENCIA, (la capacidad de darse cuenta )etc. etc. Pero esa es otra historia.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.