Dios
Bienaventurado el hombre que puede reconocerlo

“Dios cambia su apariencia cada segundo.

Bienaventurado el hombre que puede reconocerlo en todos sus disfraces. 

Por un momento es un vaso de agua fresca; al siguiente es tu hijo que salta sobre tus rodillas, o una encantadora mujer, o tal vez sólo una caminata matutina” 

 

Nikos Kazantzakis

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Algunas sugerencias

Pones el audio y a practicar. 🙂

Resumen de sesión en Palabrario Online. ¡Ven y participa! 🙂

Charla coloquio en el encuentro de Yoga Sanatana Dharma

Sesión de una hora dirigida por Vashista y Yogalasarte.

Cargar más